Aragoneses del Año Premios Llega la edición XXVIII de los Aragoneses del Año, los premios más veteranos de la comunidad que organiza EL PERIÓDICO DE ARAGÓN y Prensa Ibérica y que en esta ocasión recupera toda la fuerza de antes de la pandemia. La gala de entrega será a lo grande, como las de siempre.

Conoce a:

Laboratorio Satélite De Apoyo Al Diagnóstico Covid

La investigación y cualquier aportación de la misma durante la pandemia del covid ha sido y está siendo fundamental. Uno de los espacios de innovación que se ha creado y adaptado en Aragón para ayudar en la lucha contra el virus ha sido el Laboratorio Satélite de Apoyo al Diagnóstico Covid, cuyo responsable es el investigador del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), Javier Gómez-Arrue. En él se han analizado numerosas PCR y muestras positivas de coronavirus, pero además ha sido el lugar donde se han detectado los primeros casos de cepa británica en Aragón. Desde finales de enero, este laboratorio, con sede en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), ha estudiado muestras positivas susceptibles de corresponderse con la variante británica utilizando unos equipos de diagnóstico de la marca ThermoFisher. Hasta allí llegan pruebas de todos los servicios de Microbiología de los hospitales de la comunidad, aunque algunos de ellos (Servet y Clínico) ya llevan algo más de un mes analizando también esta cepa.

Varios investigadores del IACS, cuya directora es Sandra García Armesto, trabajan en este laboratorio satélite donde estudiar el covid se ha convertido en su tarea diaria. La plantilla se ha adaptado a las circunstancias y la pandemia les ha obligado a centrar su trabajo en el coronavirus, pero la investigación sigue siendo al final su meta. El diagnóstico de la cepa británica como tal no es el fin último, porque desde el punto de vista clínico el hecho de que sea de una u otra variante no afecta al tratamiento del paciente. El objetivo, sin duda, es la investigación epidemiológica que en este laboratorio satélite del covid se está cumpliendo. “Estoy convencido de que el coronavirus tiene fecha de caducidad. No sé para cuándo, pero la tiene”, decía Gómez-Arrue a este diario a principios de febrero.